Madurar no es ser aburrido

Es tan aburridor escuchar a un adulto cuando le dice a un joven que debe madurar y así podrá ser más calmado o bajarle a la emoción, es lo mismo que decirle a un niño que deje de jugar, a un científico que no piense intelectualmente, o sencillamente a un gallo que no cante.

Cada persona tiene derecho a pasar por las etapas que conllevan la vida, las cuales necesariamente pasan por la juventud y el natural alboroto que en ella existe. No estoy diciendo que ahora hay que hacer de todo sin pensar en las consecuencias, es más bien poder asumir una realidad, pasándola bien sin hacer daño a nadie.

A ti joven, no te voy a pedir que no te enamores de manera fugaz o que no sepas que hacer con la vida. Es una etapa que simplemente tendrá que pasar y así podrás seguir a la siguiente que te trae la vida. Ya que, si en este momento quieres dejar de ser joven que en ocasiones será ser un poco inmaduro, te recomiendo tomar asiento, ya que tendrán que pasar varios años.

Es normal que en este momento veas a los adultos como aburridos y que quieras evitar a toda costa eso, pero no todos somos así; es un error que muchos adultos cometen, creyendo que madurar significa perder el brillo, la ilusión y toda esa energía y esperanza que se tiene al ser joven.

Te invito a vivir esa juventud que tienes hoy y que recuerdes que no será eterna, eso sí, sin olvidar que lo que algún adulto te dice -de manera especial tus familiares- no necesariamente es porque está en tu contra; es más bien en muchos de los casos solo buscan que no cometas los mismos errores que ellos cometieron.

Madura con calma y sin perder tu esencia, ya que de esa manera dejará de ser aburrido y te enseñará todo lo que necesitas saber para el resto del camino. Y una recomendación para los adultos: “La mejor forma de alejar a un joven, es criticándolo”.

César Peña

No hay comentarios

Agregar comentario