Mi familia ya lo sabe

De las expresiones más comunes para justificar ciertas acciones en la casa es: “mi familia ya lo sabe”. Sucede a menudo cuando no se quiere o puede expresar el amor que se tiene por cada integrante de la familia. Pero ¿será que ya lo saben? Probablemente si, aunque siempre será necesario escuchar sobre ello.

Los integrantes de tu familia deben no solo saber por defecto que los amas, también necesitan escucharlo de tu parte; no es asumir y ya, es más bien que se demuestre con cada detalle de tu vida junto a ellos. Es como si dijéramos que cierto equipo de futbol ya sabe que es bueno, pero nunca ha jugado o cuando juega tiene la mala suerte de perder siempre. Creo que eso replantearía el concepto del equipo.

Lo mismo sucede con tu familia, no puedes solo asumir que ellos saben que los amas, es también demostrarlo “en la cancha”. Porque una cosa es comprar  cosas, proveer lo necesario y otra es amar y darles su lugar.  Te invito hoy a expresar tu amor con cada detalle posible a tu pareja, padres, hijos y demás integrantes de la familia, ya que es sencillo reunirnos entorno a una fiesta o comida, pero lo realmente importante es que cada uno sepa que cuenta con su familia en los momentos más críticos.

Hay tres formas que podrían servirte para que no solo asumas que lo saben sino más bien se vea evidenciado en tu diario vivir:

  1. CON PALABRAS

Este punto es muy sencillo, ya que únicamente depende de tu decisión, no tienes que componer poemas si no eres así, se trata más bien de poder decirlo con sinceridad.

  1. CON TIEMPO

No significa que debes pasar días completos con cada uno de los integrantes de tu familia, es más bien que si te queda poco tiempo por tu realidad particular, cada segundo que tengas puedas entregarlo con pasión y alegría.

  1. CON CARICIAS

Se trata de poder expresar con una caricia a tus hijos, hermanos, padres, pareja lo mucho que sientes por ellos. No significa que las caricias en pareja deben llevar a las cobijas, se trata de poder decir te amo con un roce en la mejilla o un abrazo, sin necesidad a un desenlace diferente al sentimental.

César Peña

No hay comentarios

Agregar comentario