Depender de la red

Es evidente que la vida nos cambió este año. En realidad, hace varios años que todo estaba cambiando gracias a los nuevos avances tecnológicos, y nos guste o no aceptarlo los más jóvenes nos llevaban la delantera. Digo nos llevaban porque en la actualidad muchos que nos son nativos digitales empezaron a desarrollar capacidades muy interesantes en este mundo virtual.

Pero existe también una amenaza que se presenta en este muevo mundo virtual del que gran parte de la humanidad es parte hoy; pero quisiera detenerme en los jóvenes con respecto a esto, no porque sean débiles o inexpertos en la vida como dicen algunos. Es más bien porque creo que ellos están al frente de este nuevo cambio. Puesto que no es un secreto que las grandes mentes que realizan los cambios digitales en aplicaciones piensan en nuevas herramientas y las desarrollan, podrían ser nuestros hijos; mentes jóvenes con visión futurista de un mundo interconectado.

Cuando alguien habla de dependencia a la red se cree en primer lugar que es una persona que ya o come ni duerme por estar conectado en un juego o chat, pero ese es un escenario ya en sus etapas mas avanzadas. En esta ocasión me quiero detener a esa adicción que se tiene a estar atentos a quien comenta mi estado o cuantos “me gusta” se obtiene con una foto, o si soy tendencia en tik tok porque soy divertido.

Empezar a depender de las interacciones virtuales para poder tener un estado de ánimo elevado o no poder empezar el día si antes no he publicado algo, incluso llegando a colocar fotos con un alto grado de insinuación erótica para así poder obtener mas posicionamiento. Dejo claro algo: no estoy diciendo que no debas tener redes sociales, es más bien, que tú domines las redes y no ellas a ti.

Si hoy las redes están empezando a definir tu estado de ánimo, y coqueteas con los límites por conseguir seguidores, creo que iniciaste un camino de dependencia a la red.

César Peña

No hay comentarios

Agregar comentario