Cuidado con lo que dices

En la actualidad somos millones de las personas que podemos expresarnos en diferentes medios, y gracias a la cultura digital las redes sociales son una tarima impresionante para conocer diferentes tipos de posturas, experiencias, conceptos, convicciones, etc; lo que me llama la atención es que las hay de todo calibre.

Hoy quisiera que reflexionemos con respecto a lo que decimos en las redes, puesto que me encuentro con ciertos líderes de diferentes espacios que replican información inclusive sin confirmar si es verdadera o no. No se trata de copiar y pegar en una red social sin confirmar primero la información, y peor aún, llevándonos únicamente por el título sin leer mínimamente el contenido.

Pero esto no se queda únicamente ahí, hemos olvidado que existen normas de comportamiento también en la cibersociedad  y por ello expresamos nuestras ideas o posturas -que son respetables- insultando a los demás o a quienes están cometiendo algún error. Algunos me dirán que es un mundo libre y cada uno puede expresarse como quiera  -y eso es cierto-, pero también junto con la libertad viene la tolerancia y los límites.

No caigamos en el juego de quien grita más fuerte u ofende más gana, seamos coherentes con nuestra educación y sepamos defender con argumentos serios, responsables y respetuosos nuestras posturas y convicciones. El lenguaje debe ser el adecuado según el contexto en el que te desempeñes, no se trata de bombardear con memes, post, links sin saber de dónde salió dicha información.

Recuerdo siempre lo que mi padre me decía en mi niñez: “Lo cortés no quita lo valiente”. No es fácil contenerse frente a un ofensa o cuando se burlan de nuestros principios, pero es ahí donde descubrimos si sabemos liderar inclusive situaciones no tan gratas; lo bueno de las redes es que puedes editar, ya que si estás muy ofendido y escribes, puedes tomarte unos minutos antes de publicar para borrar o editar ciertas palabras que no sean necesarias para tu mensaje y que sólo buscan ofender como respuesta a la ofensa que pudiste haber recibido directa o indirectamente.

Si te encuentras con personas que no quieren respetar tu manera de pensar y por más que busques dialogar siempre encontrarás insultos, burlas y demás; existe la opción de bloquear en las redes, eso sí, no se trata de bloquear porque piensan diferente a ti sino más bien cuando no existe otra opción frente a la ofensa que estás recibiendo.

Recuerda que debes ser la mismas persona en lo presencial y en lo virtual.

César Peña

No hay comentarios

Agregar comentario