Ora y actúa

No se trata de orar únicamente y dejar de hacer lo que nos corresponde, es poder actuar en medio de la vida de fe.