Rompe esos límites

Algunos de esos límites vienen desde la crianza, otros por las malas experiencias que se viven y otros más porque decidimos no enfrentar los miedos.