Maneja tu enojo

Las consecuencias de no saber manejar el enojo pueden ser complicadas, incluso en ocasiones llegan a ser fatales. Te propongo aprender a manejarlo.