Cómo vivir el adviento

No se trata de prepararse comercialmente para una celebración navideña, tampoco es sólo encender una vela cada semana. Se trata más bien cómo podemos dejar que nuestro salvador vuelva a nacer en nuestro corazón y así descubrir que el mejor regalo nace de mi propia vida.