La prudencia

Está bien que digamos lo que pensamos, ya que tenemos derecho a hacerlo; podemos opinar sobre temas e inclusive relacionados a actitudes de personas, pero al hacerlo debemos ser prudentes, inclusive al contar las cosas de nuestra vida. No todos deben saber lo que nos pasa.