La paciencia

Paciencia, fácil de perder, una prueba de carácter dicen otros. Las cargas del día a día hacen que en ciertos momento nos desbordemos y reaccionamos mal en el momento, lugar y persona menos indicada. La paciencia es necesaria para poder soportar los contratiempos y poder llegar a un fin establecido. No la confundamos la resignación.