El testimonio

Cada persona debe dar testimonio en cada momento de su vida, pero no se trata únicamente de aprendernos discursos maravillosos que convenzan. Es momento de hablar con la vida, siendo coherentes al momento de actuar.